¿Habrá comunicación entre los Reinos de Gloria Celestial, Terrestre y Telestial?




Si bien no es trascendental saberlo, es una pregunta que usualmente los miembros de diferentes países han realizado a lo largo del tiempo. ¿Será posible que si llego al Reino Celestial pueda visitar a mis seres queridos en otros grados de gloria? o si llego a un grado inferior, como el terrestre, ¿será posible progresar más y luego de igual forma poder entrar al Reino Celestial?

Aunque suenen como preguntas infantiles, son al fin y al cabo preguntas válidas para saber sobre nuestro destino eterno. La mayoría de estas preguntas han surgido tras leer algunas escritura o al pensar en familias selladas en que no todos logran perseverar en lo correcto.

Lo cierto es que la Iglesia no ha declarado una respuesta oficial sobre el tema en específico. Así que nadie sabe si será posible trasladarse entre Reinos.

Sin embargo, las opiniones de los profetas y apóstoles de La iglesia en esta dispensación, han sido variadas, y por lo general se dividen en dos grupos: los que dicen que no será posible y los que dicen que sí.

El Elder Bruce R. McConkie desarrolló un discurso llamado "Las Siete Herejías Mortales", en el cual expresó:

Hay quienes dicen que hay progresión de un reino a otro en los mundos eternos o que los reinos inferiores eventualmente progresan en donde los reinos superiores estuvieron. Esta creencia adormece a los hombres en un estado de seguridad carnal. Esto hace que se digan: "Dios es tan misericordioso, seguramente nos salvará a todos, finalmente, si no ganamos el reino celestial ahora, con el tiempo lo haremos, ¿por qué preocuparse?" Esto permite a las personas vivir una vida de pecado aquí y ahora, con la esperanza de que eventualmente serán salvos.
El Presidente Kimball ha dicho:
"Después que se le haya señalado a una persona su lugar en el reino, bien sea el telestial, el terrestre o el celestial, o su exaltación, jamás avanzará de su gloria designada a otra gloria. ¡Esto es eterno! Es por ello que debemos llegar a una determinación en una época temprana de la vida, y por qué es forzoso que tales determinaciones sean rectas." (Spencer W. Kimball, El Milagro del Perdón, págs.243-244)
Y el Presidente Joseph Fielding Smith dijo:
"NO SE ADELANTA DE UNO INFERIOR A UNO SUPERIOR. ¿Se han preguntado si es posible que alguien que herede la gloria telestial adelante con el tiempo a la gloria celestial? La respuesta a esta pregunta es, ¡no!...He escuchado que se han comparado las glorias celestiales, terrestres y telestiales con las ruedas de un tren. La segunda y tercera podrán, y lograrán, alcanzar el lugar donde estaba la primera, pero la primera se habrá adelantado y estará aún a la misma distancia delante de ellas. ¡Este ejemplo no es real! Las ruedas no corren sobre la misma vía, y no van en la misma dirección. Las glorias terrestre y telestial están limitadas en su poder de progreso, por los siglos de los siglos." (Joseph Fielding Smith , Doctrinas de Salvación II.)
En DyC 76:109-112 se lee:
"Mas he aquí, vimos la gloria y los habitantes del mundo telestial, y eran tan innumerables como las estrellas en el firmamento del cielo, o como las arenas en las playas del mar; y oímos la voz del Señor decir: Todos éstos doblarán la rodilla, y toda lengua confesará al que se sienta sobre el trono para siempre jamás; porque serán juzgados de acuerdo con sus obras, y cada hombre recibirá, conforme a sus propias obras, su dominio correspondiente en las mansiones que están preparadas; y serán siervos del Altísimo; mas a donde Dios y Cristo moran no podrán venir, por los siglos de los siglos."

Por otro lado están los líderes que han indicado que sí hay progresión entre Reinos.

El Presidente Brigham Young declaró:
“Tomen los padres y las madres que sean miembros de esta Iglesia y reino una dirección correcta y traten con todas sus fuerzas de no hacer el mal sino el bien toda su vida; ya sea que tengan un hijo o cien hijos, si proceden con ellos como deben, uniéndolos al Señor mediante su fe y sus oraciones, no importa a dónde hayan de ir esos hijos, estarán sellados a sus padres con un lazo sempiterno y no habrá poder en la tierra ni en el infierno que podrá separarlos de ellos en la eternidad; volverán otra vez a la fuente de donde provinieron” (Brigham Young (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Brigham Young, pág. 183).
En otra oportunidad Wilford Woodruff comentó sobre lo que escuchó del Presidente Brigham Young:
"Asistí al Círculo de Oración por la noche. Al conversar sobre diversos principios, presidente Young dijo que ninguno iba a heredar esta tierra cuando se convierta en celeste y se traduzca en la presencia de Dios, sino aquellos que serían coronados como Dioses y capaces de soportar la plenitud de la presencia de Dios, a menos que se les permitiera llevar con ellos algunos sirvientes por quienes se les consideraría responsables. Todos los demás tendrían que heredar otro reino, ya que el reino estaba de acuerdo con la ley que habían cumplido. Dijo que eventualmente tienen el privilegio de probar que son dignos y avanzar a un reino celestial, pero sería un progreso lento."


J. Reuben Clark afirmó:
“Yo no soy un constructivista estricto, creyendo que sellamos nuestro progreso eterno por lo que hacemos aquí. Es mi creencia que Dios salvará a todos Sus hijos que Él pueda: y si bien, si vivimos injustamente aquí, no iremos al otro lado en el mismo estado, por así decirlo, como los que vivieron en justicia; sin embargo, los injustos tendrán su oportunidad, y en los eones de la eternidad que han de seguir, ellos, también, pueden ascender a los destinos a los cuales quienes son justos y sirven a Dios, han alcanzado en esas eternidades que están por venir”
James E. Talmage también comentó sobre el tema:
"A falta de revelación directa, sin la cual no se puede tener conocimiento absoluto del asunto, es razonable creer que de acuerdo con el plan de Dios de progreso eterno, habrá desarrollo dentro de cada uno de los tres reinos designados. Sin embargo, en cuanto a la posibilidad de progresar de un reino a otro, las Escrituras no hacen ninguna afirmación positiva. Es concebible el progreso eterno por diversas líneas. Podemos concluir que los grados y divisiones serán para siempre una de las características de los reinos de nuestro Dios. La eternidad es progresiva; la perfección, relativa. El atributo esencial del propósito viviente de Dios es el poder de aumento eterno que lo acompaña." (James E. Talmage, Artículos de Fe)
BH Roberts también declaró:
"Estas son las grandes divisiones de la gloria en el mundo venidero, pero hay subdivisiones o grados. De la gloria telestial está escrito: "Y la gloria de lo telestial es una, así como la gloria de las estrellas es una; porque como una estrella es diferente de otra en gloria, así difieren uno y otro en gloria en el mundo telestial" [D. y C. 76:98]. De esto es evidente de que hay diferentes grados de gloria en la gloria Celestial y Telestial; y aunque no tenemos ninguna potesta directa para la declaración, parece sino razonable concluir que hay diferentes grados de gloria en el mundo Terrestre también... ya que los grados de dignidad en los hombres son casi infinitas en su variedad; y como todo hombre debe ser juzgado según sus obras, se requerirá una infinidad de grados de gloria correspondiente para impartir a cada cual la recompensa de la que es digno, y a la que su inteligencia le permitirá disfrutar.
La cuestión de progresar dentro de las grandes divisiones de la gloria celestial, terrestre y telestial; como también la cuestión de progreso de una esfera de gloria a otra se queda a considerar. En la revelación de la que hemos resumido lo que se ha escrito aquí, en lo que respecta a los diferentes grados de gloria, se dice que los de la gloria terrestre serán ministrados por los de la celestial; y los de la telestial serán ministrados por los de lo terrestre, es decir, los de mayor gloria ministran a los de menor gloria. Yo puedo concebir ninguna razón para todo este gobierno de lo mayor a lo menor, a menos que sea con el propósito de avanzar a los hijos de nuestro Padre a lo largo de las líneas de progreso eterno. De todos modos en el gran futuro, lleno de tantas posibilidades ahora ocultos de nosotros, los de glorias menores tras la educación y el progreso dentro de esas esferas pueden por fin salir de ellas y hacer su camino a los grados más altos de gloria hasta que por fin llegen a los más alto, esto no es revelado en las revelaciones de Dios, y cualquier declaración hecha sobre el tema debe más o menos tomar parte de la naturaleza de la conjetura." (BH Roberts, New Witnesses for God 1:391-392)

Finalmente tenemos la opinión de dos apóstoles más contemporáneos: Boyd K. Packer y James E. Faust.

Presidente Packer declaró:
"Hace unos años me encontraba en Washington D. C., con el presidente Harold B. Lee, cuando una mañana temprano me llamó a su cuarto del hotel. Todavía tenía puesta la bata y se hallaba sentado, leyendo Doctrina del Evangelio, por el presidente Joseph F. Smith. Me dijo: “Escuche esto”, y leyó lo siguiente:

“Jesús no había completado su obra cuando fue muerto Su cuerpo, ni la terminó después de Su resurrección de los muertos; aun cuando había realizado el propósito para el cual vino a la tierra en esa época, todavía no cumplía toda su obra. ¿Y cuando será esto? Sólo cuando haya redimido y salvado a todo hijo e hija de nuestro padre Adán que han nacido o que nacerán sobre esta tierra hasta el fin del tiempo, salvo a los hijos de perdición. Esta es Su misión. Nosotros no terminaremos nuestra obra sino hasta que nos hayamos salvado a nosotros mismos, y en seguida, hasta que hayamos salvado a todos los que dependen de nosotros; porque nosotros hemos de llegar a ser salvadores en el Monte de Sión, así como Cristo. Somos llamados a esta mi. Sión” (Doctrina del Evangelio, págs. 435436).
El profeta José Smith enseñó: ‘El espíritu nunca es demasiado viejo para allegarse a Dios. Todos pueden alcanzar la misericordia y el perdón, si no han cometido el pecado imperdonable” (Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 230; cursiva agregada)." (Boyd K. Packer, La luminosa Mañana del Perdón, Liahona, Enero del 1995.)
Élder Faust por su parte recordó:
“El profeta José Smith dijo —y jamás enseñó una doctrina más consoladora— que el sellamiento eterno de padres fieles y las divinas promesas que se les hayan hecho por su valiente servicio en la Causa de la Verdad los salvarían no sólo a ellos, sino también a su posteridad. Aunque algunas ovejas se descarríen, el ojo del Pastor está sobre ellas, y tarde o temprano sentirán los tentáculos de la Divina Providencia extenderse hacia ellas y acercarlas de nuevo al rebaño. Ellos volverán, ya sea en esta vida o en la vida venidera. Tendrán que pagar su deuda a la justicia; sufrirán por sus pecados y tal vez anden por caminos espinosos; pero si esto finalmente los conduce, como al hijo pródigo, al corazón y al hogar de un padre amoroso que perdona, la dolorosa experiencia no habrá sido en vano. Oren por sus hijos descuidados y desobedientes; manténganse cerca de ellos mediante su fe. Continúen con esperanza y confianza hasta que vean la salvación de Dios. (James E. Faust, - "Ama el Pastor las ovejas", Conferencia General, Abril 2003)

Como es de evidente concluir, no existe una posición oficial, pero hay opiniones muy válidas, pero opuestas. Cada uno es invitado a reflexionar sobre ello, con altura de miras, no olvidando que mientras el Señor no lo revelé, todo serán sólo suposiciones.

RECOMENDADO: "¿Por qué la creencia de Llegar a Ser como Dios es tan importante?"


¿Habrá comunicación entre los Reinos de Gloria Celestial, Terrestre y Telestial? ¿Habrá comunicación entre los Reinos de Gloria Celestial, Terrestre y Telestial? Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 16:59:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.