La Historia detrás de los Ojos del Presidente Uchtdorf




por Greg Trimble

Cuando comenzó la conferencia, el presidente Uchtdorf se acercó al púlpito para dirigirse a nosotros primero. Como siempre, nunca decepciona. ¡Lo amamos!

Pero casi de inmediato, noté algo sutil en sus ojos. Estaba hablando con su boca, pero para mí, eran sus ojos los que contaban una historia.

Mientras hablaba, mi corazón se llenó de amor por él debido a este pensamiento recurrente que no me dejaba solo:

"Me pregunto cuál es la historia detrás de esos ojos."

Sentía como si podían hablar y transmitían el peso del mundo. Sentí como si estuvieran deseando el bienestar del amigo y profeta que se sentó a la derecha de él durante tantos años. Sentí como si sus ojos hubieran capturado y transmitido el anhelo de dos hombres, el presidente Monson y el élder Hales, que se han sentado en la conferencia durante décadas, pero ahora deben mirar desde lejos. Sentí como si esos ojos anhelaran que los miembros de la iglesia fueran amables el uno al otro y "levantar donde están".



Esos ojos podrían haber llorado un poco. Pero no podían descansar. Siempre hay más. Más gente para ministrar. Más conferencias para hablar. Más decisiones que tomar. Más votos disidentes. Más crítica que soportar. Más mal para luchar.

Vi esta misma mirada en los ojos llorosos de mi Presidente de Estaca, hace apenas dos semanas. Aquellos ojos contaron una historia de la casi omnipresente responsabilidad de mantener el trabajo en progreso.

La primera vez que leí el Libro de Mormón, tenía 21 años. Leí todo hasta el capítulo 17 de 3 Nefi, y todavía no tenía una poderosa confirmación espiritual de que el libro era verdadero. Cuando llegué al capítulo 17, me encontré con una parte donde el Salvador había venido para ministrar a esas personas en el continente americano. Cuando terminó ... y estaba a punto de irse, el Salvador "lanzó sus ojos" sobre la gente a la que estaba ministrando. Cuando los miraba a los ojos, "estaban llorando". Ellos querían que "permaneciera un poco más" con ellos.

Fue en ese momento, que recibí un testimonio poderoso de que el Libro era verdadero. No sé lo que era, pero casi podía imaginarme a mí mismo de pie allí mirando a los ojos del Salvador, deseando que él se quedara conmigo, deseando ser una mejor persona.

Hay historias poderosas en los ojos de un discípulo de Cristo. Así que aquí estoy, me siento aquí en mi sofá comiendo mi donut viendo la conferencia. Los ojos de este hombre, un poco más cansados ​​que de costumbre, parecen estarme haciendo la simple pregunta: "¿Nos ayudarás? ¿Ayudarás a tus hermanos y hermanas? ¿Compartirás la carga? y ¿Fortalecerás mis débiles rodillas de 76 años de edad?, ¿Nos sostendrás?, ¿Sostendrás al profeta?, ¿Tendrás fe?, ¿Dedicarás tu vida al Salvador cuando los corazones de los hombres estén fallando? ¿Serás uno de los fuertes, uno de los más fuertes y humildes, de entre los pocos que fueron preordenados a serlo?

Esto es lo que sentí desde los ojos del presidente Uchtdorf. Estoy seguro de que necesitaríamos unas pocas conferencias más si esos ojos tuvieran la oportunidad de contar toda la historia... pero para mí, aquí mismo, ahora... quiero redoblar mis esfuerzos.


La Historia detrás de los Ojos del Presidente Uchtdorf La Historia detrás de los Ojos del Presidente Uchtdorf Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 09:44:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.