¿Cómo Recuperar el Deseo de Servir en mi Llamamiento?




por C. Gorton

En algunas ocasiones sentimos que se nos ha apagado el deseo que teníamos al comenzar en nuestro llamamiento y no sabemos cómo recuperarlo. A veces simplemente debemos sufrir a pesar de la falta de deseo. Parte de esto proviene del hecho de que somos mortales, y como tales, somos imperfectos, y no importa cuánto aprendamos y crezcamos, siempre nos quedaremos cortos. El hombre natural (el enemigo de Dios) siempre será parte de nosotros en esta vida, por lo tanto, también los principios del sufrimiento prolongado.

Sin embargo, también sabemos que podemos cambiar los mismos deseos de los corazones al punto de no tener más deseos de hacer el mal, sino hacer el bien continuamente. Este cambio lleva tiempo (toda la vida y más), pero puede suceder. Por supuesto que sabemos que parte de cambiar lo que somos es practicar buenos hábitos y cosas por el estilo. Pero incluso los buenos hábitos y el trabajo duro serán insuficientes para verdaderamente cambiar nuestra persona en el nivel más profundo. Para eso debemos dirigirnos a la Expiación. Solo a través de Cristo podemos verdaderamente llegar a ser semejantes a Cristo.


Lo que estamos buscando al querer tener el deseo de servir, se soluciona con la aplicación de la Expiación en nuestra vida. A medida que avanzamos en nuestras vidas, agotarnos y desgastarnos. A medida que envejecemos, a menudo queremos avanzar más hacia la comodidad. El mundo nos enseña que este es el orden correcto de las cosas. En última instancia, deberíamos retirarnos y vivir vidas de nada más que buscar placer. Pero el evangelio nos invita a perseverar hasta el fin y seguir adelante sirviendo a Dios hasta el final de nuestras vidas. 

La única forma en que podemos hacer esto es ser sumisos y mansos como un niño pequeño. Eso puede ser un desafío a medida que envejecemos. En general, en el mundo no nos sentimos inclinados a parecernos más a un niño a medida que envejecemos. Pero sí en el evangelio. A medida que avancemos en la vida, una y otra vez, enfrentaremos la necesidad de humillarnos y recurrir a la Expiación para obtener fortaleza.

El volverse a la expiación se hace por medio de la obediencia.

¿Queremos saber cómo servir mejor y estamos concluyendo que la solución es servir mejor?

Bueno, sí. Es una de esas paradojas del evangelio. Piérdete para encontrarte a ti mismo, etc.

Si deseamos recuperar el fuego de nuestro llamamiento, descubramos cómo magnificarlo aún más. Sirvamos más, oremos más, estudiemos más. Acudamos al Señor para obtener fortaleza en todo esto, y Él nos bendecirá y nos ayudará a desarrollar la humildad que necesitamos. Él nos bendecirá para que nuestras debilidades se conviertan en fortalezas.




¿Cómo Recuperar el Deseo de Servir en mi Llamamiento? ¿Cómo Recuperar el Deseo de Servir en mi Llamamiento? Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 11:47:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.