Cómo Celebrar una Pascua centrada en Cristo no sólo por un día



por Emily Belle
¿Por qué celebramos el nacimiento de Cristo por un mes entero, pero solo celebramos Su Resurrección por un día? Aquí hay algunos consejos sobre cómo llenar la época de Pascua con recordatorios del Salvador.
En nuestra casa, el Conejo de Pascua venía el sábado. Había una búsqueda de huevos de Pascua en el patio trasero y cestas llenas de chocolate esperando cuando nos despertábamos.
El domingo era para Jesús.
Nos vestíamos para la iglesia con nuevos vestidos de Pascua. Un año incluso usamos guantes blancos y sedosos. Para ese día, celebrábamos a Jesús.
No fue hasta hace solo unos años, justo a mediados de diciembre, cuando me di cuenta: ¿por qué celebramos el nacimiento de Cristo durante un mes entero, pero solo celebramos Su Resurrección por un día?
David Butler y yo estábamos hablando de esto la semana pasada por una conversación que tuvo con uno de sus hijos. Estaban hablando de algunas de las personas que estuvieron allí en los últimos días antes de la muerte de Cristo y en los días posteriores a la Resurrección. Su hijo le preguntó: "Papá, ¿por qué sabemos tanto acerca de las personas que estaban allí cuando nació Cristo? Los pastores, Los magos, Los Angeles. ¿Y por qué no sabemos mucho acerca de estas personas que estaban con Cristo cuando murió? ¿Por qué no sé la historia de Simon?
Fue una pregunta tan definitoria.


¿Cómo podemos enseñarles a nuestros hijos a celebrar la Pascua? ¿Cómo puede convertirse en un gran día sagrado en nuestros hogares de la misma manera que la Navidad?
Durante los últimos años, hemos comenzado a celebrar una Pascua centrada en Cristo. En las semanas previas a la Pascua, hablamos de las personas que estaban más cerca del Salvador: María, Nicodemo, Simón, los dos discípulos en el camino a Emaús, la gente con ramas de palma y Tomás. Cada uno tiene una historia que contar y una lección para compartir.
Después de que hablamos de cada historia como familia, hay una actividad simple que hacemos juntos para ayudarnos a recordar esa lección. Teñimos los huevos de Pascua rojos, decoramos un árbol de testimonio, colgamos nuestros versículos favoritos de las Escrituras acerca de Cristo en un estandarte y colocamos lirios blancos. El Domingo de Pascua, hay una cena elegante en la que se nos recuerda vestir bien mientras celebramos la vida y la Resurrección del Señor.
Una de mis lecciones favoritas es la historia de Simon. Él fue el hombre sacado de la multitud para llevar la cruz de Jesús. En Marcos 15, se nos dice que los dos hijos de Simón estaban allí en medio de la multitud, mirando como su padre cargaba la cruz. Me encanta la lección que se enseña en esos versículos sobre la importancia de realizar un acto de bondad en un momento de gran necesidad.
Simón era de Cirene, una ciudad pobre donde vivían muchos granjeros. Él era muy probablemente un hombre de medios muy humildes. En honor a Simón y su lección, cada uno de nosotros ata un trozo de cuerda de yute alrededor de nuestras muñecas como un recordatorio para realizar un acto de servicio en algún momento de la próxima semana. Una vez que hemos realizado el acto de bondad, nos cortamos la pulsera.
Aprender acerca de estas personas y sus testigos de Jesucristo ha permitido que la celebración de la Pascua se llene más que sólo un día; en cambio, se convierte en el centro de nuestra estación. Las lecciones y actividades ayudan a llenar nuestro hogar con decoraciones que testifican de Cristo y nos recuerdan el verdadero significado de la temporada.



Cómo Celebrar una Pascua centrada en Cristo no sólo por un día Cómo Celebrar una Pascua centrada en Cristo no sólo por un día Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 10:50:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.