El Estudiante de BYU que Vendió una Aplicación a SnapChat por US$ 54 millones




Quien fuera hace 3 años el capitán de fútbol masculino de BYU, de veintiséis años de edad, también fue el cerebro detrás de una aplicación de $ 54 millones de dólares.

La aplicación Scan, Inc. reconoce los códigos QR y el código de barras, lo que permite a las personas comprar artículos con solo un escaneo y alertar a los clientes de las caídas de precios para ciertos artículos. El diseño concienzudo de Gee valió la pena; en seis meses, Scan, Inc. superó el millón de descargas y se ubicó entre las 25 mejores aplicaciones.

"No sabía qué pensar", dijo Gee. "Al principio estaba emocionado de tener algo en lo que había pensado, diseñado y trabajado en vivo en la tienda de aplicaciones. Pensé que era genial, si la historia hubiera terminado allí, me sentía bastante bien conmigo mismo. Cuando comencé a recibir descargas, pensé que 2.000 era genial; Pensé que con 10.000 ya estaba loco, y luego llegó al punto en que pensé que esto estaba fuera de control cuando comenzó a descargarse cada segundo".


La idea surgió cuando Garrett Gee regresó de su misión y compró su primer teléfono inteligente, no estaba satisfecho con los escáneres de códigos QR disponibles en la tienda de aplicaciones. Esperaba encontrar uno que fuera rápido y fácil de usar, pero se decepcionó con cada aplicación que descargó.

El prometedor joven emprendedor tecnológico, decidió desarrollar su propia aplicación de escaneo mientras estaba en BYU. La universidad no ofrecía una clase de construcción de aplicaciones, por lo que encontró clases de diseño gráfico y ciencias de la computación que le enseñaron las habilidades que necesitaba.

Gee tomó un par de clases de negocios, como Introducción al espíritu empresarial, del profesor adjunto de la BYU, John Richards, para obtener más información. "Garrett tomó mi clase tres veces", dijo Richards. "Cuando le pregunté por qué, él dijo: 'Porque estoy aquí para una educación, no para un título'. No sabía a qué se refería la palabra 'emprendedor' cuando me conoció en la primera clase. Él lo tomó como agua. Él es un genio del diseño".

Si Gee no podía aprender lo que necesitaba en clase, pasaba un tiempo investigando en la web. Reclutó a Ben Turley y Kirk Ouimet, dos estudiantes de sistemas de información, para ayudarlo a desarrollar la aplicación.

"Fui ese inocente estudiante de primer año que tuvo una idea genial pero que no sabía nada, y ambos eran los adultos mayores de fiar con fama increíble de ser los mejores en el campus", dijo Gee. "Sabía que quería trabajar con ellos, pero ellos realmente no sabían que querían trabajar conmigo".

Gee no podía permitirse pagarle a Turley y Ouimet, por lo que les ofreció asociaciones en la empresa. Lanzaron la aplicación después de tres meses de trabajo en equipo.


Con el éxito de la aplicación, los inversores potenciales invitaron a Gee a San Francisco para reunirse con ellos. Hizo el viaje a San Francisco más de 55 veces en un período de 2 meses. "Fue divertido llevar a Garrett desde el aeropuerto a altas horas de la noche cada pocos días para escuchar las divertidas historias de él dirigiéndose a estos grandes inversores de San Francisco", dijo Jessica, la esposa de Gee.

La reunión con los inversores requirió un conjunto de habilidades diferentes, descubrió, y aprendió cómo lanzar un producto y cómo actuar en entornos profesionales. Todavía estaba inscrito en clases en este momento, así como jugando en el equipo de fútbol. Mientras estaba en el camino con el equipo, no se le permitió tomar llamadas telefónicas; pero con inversionistas importantes, como Google, llamándolo para discutir asuntos comerciales, tenía que hacer que las cosas funcionasen.

"Estaba seguro de que al otro lado del teléfono en Google pensaban que él era un empresario profesional que les estaba hablando en su escritorio", dijo Gee. "Pero en realidad solo era un chico de la universidad bajo un montón de bolsas de fútbol sudorosas tratando de mantener una conversación en secreto".

El trabajo duro de Gee valió la pena, y atrajo a inversores como Google; El copropietario de Boston Celtics, Jim Pallotta; y el gerente de Lady Gaga, Troy Carter. Pero no fueron las únicas partes interesadas.

En diciembre de 2014, Snapchat adquirió Scan, Inc. por $ 54 millones de dólares. La transacción comercial era confidencial, y Gee no podía contárselo a nadie, ni siquiera a sus padres. Pero en diciembre de 2014, los detalles de la transacción se filtraron debido al hacking de Sony Pictures.

La vida de Gee ha cambiado en los últimos años, pero aún trata de mantenerse fiel a sí mismo y enfocarse en su familia. Como esposo y padre de dos hijos, después su impensado éxito, vivió en un pequeño apartamento del campus e intentó ser frugal. 2015 fue su último año jugando para el equipo de fútbol.

Luegos sus planes básicamente hasta el día de hoy, más de 3 años después, han sido tener tiempo libre para viajar con su familia. Viajan alrededor del mundo a lugares como Hawai, Fiji, Tonga, Nueva Zelanda, Australia y Bali. Gee mantiene un blog de viaje familiar (Thebucketlistfamily.com) para aquellos que quieran seguir las aventuras de sus familias mientras están en el extranjero.




El Estudiante de BYU que Vendió una Aplicación a SnapChat por US$ 54 millones El Estudiante de BYU que Vendió una Aplicación a SnapChat por US$ 54 millones Reviewed by Hernán Felipe Toledo on 15:55:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.