Psicólogo SUD: 3 Maneras de Aumentar su Felicidad cambiando sus Pensamientos




por Dr. David Morgan

En mis responsabilidades laborales actuales, a menudo me reúno con personas sin hogar. Recientemente, me encontré con un hombre que había estado sin hogar por muchos años. Su ropa estaba hecha jirones y sucia. Él llevaba todas sus posesiones en una pequeña mochila. Nos habíamos reunido para hablar sobre su condición de salud mental, específicamente, sobre cualquier síntoma que pudiera impedirle trabajar. Él me dijo que tenía un historial de ansiedad y depresión. Si bien sus síntomas de ansiedad se habían vuelto más paralizantes, la depresión había disminuido sorprendentemente con el tiempo. Le pregunté por qué creía que los síntomas de la depresión habían disminuido. Él dijo: "He estado tratando de pensar en todas las cosas buenas de mi vida. Todos los días me levanto y pienso en lo bueno. He descubierto que eso me deprime menos ".

Lo bueno en todas las circunstancias

Me sorprendió y me hizo reflexionar. Aquí estaba este hombre que no tenía casi nada. Sin hogar, sin automóvil, sin dinero, solo un puñado de posesiones, y sin embargo, trataba de mantener una actitud positiva todos los días. Reflexioné sobre mis propias experiencias. Muchas veces, he estado "emocionalmente descarrilado" debido a eventos mucho menos estresantes. Recuerdo que hace unos años acababa de comprar llantas nuevas para uno de nuestros vehículos. Al día siguiente, uno de los neumáticos se desinfló. Una gran barra de metal causó el daño, pero no tenía idea de cómo pudo haber estado en la carretera y encontrar el camino hacia la llanta. 

Estaba frustrado. Tendría que tomar más tiempo de mi día, volver a la tienda de neumáticos, reemplazar o reparar el neumático, y posiblemente incurrir en otro gasto. Por un momento pensé, "¿Por qué yo, Señor? Hacía lo mejor que podía para guardar los mandamientos. ¿Por qué tendré que soportar tales pruebas? "Francamente, me da vergüenza admitir que tuve tal pensamiento. No solo tenía los recursos para reparar el neumático, este era uno de los cuatro vehículos en funcionamiento que teníamos en ese momento. Un neumático pinchado entre 16 es bastante bueno.


Entonces, ¿cómo podría un hombre sin hogar, sin automóvil tener una actitud mejor y más agradecida que yo? La respuesta es simple; está en la forma en que pensamos sobre las cosas. En casi todas las situaciones, nuestro pensamiento influye en nuestras emociones y actitudes. Las personas con problemas de salud mental entran a mi oficina todo el día. Por lo general, entran porque tienen problemas emocionales. Están tristes, preocupados, angustiados, enojados, deprimidos, desesperanzados y estresados. Quieren alivio de estas experiencias. Una de las primeras cosas que hacemos es hablar sobre sus patrones de pensamiento. A medida que obtienen una mayor comprensión de su pensamiento y pueden cambiar la forma en que perciben sus experiencias, sus emociones también comienzan a cambiar.

Redefiniendo un "mal día"
Recientemente estuve hablando con una buena amiga acerca de los "días malos". Ambos hemos tenido suficientes. Pero ella me dijo que incluso sus peores días no eran tan malos cuando se detenía a pensar en todo lo bueno de su vida. No es que esos días de repente se convirtieran en grandes momentos, pero al considerar todas sus experiencias, lo bueno superaba a lo malo. Mi esposa me recordó una experiencia similar en nuestro pasado. Uno de nuestros hijos había estado tomando malas decisiones. Sus decisiones causaron dolor especial a mi esposa, que es una madre maravillosa. Ella decidió hacer una lista de esas cosas que nuestro hijo estaba haciendo y que la estaban molestando. A ella se le ocurrieron cinco cosas. Luego, por justicia, hizo una lista de las cosas que estaba haciendo en armonía con sus deseos. Ella llegó a reconocer 25 cosas. Si bien esto no eliminó la prueba, nos ayudó a ambos a tener una mayor claridad y perspectiva.

Algunos ensayos y factores estresantes son temporales y fáciles de manejar. Algunos se vuelven crónicos y evolucionan hacia condiciones a largo plazo como ansiedad, depresión, etc. Pero sin importar la prueba o el estrés, al considerar el papel extremadamente poderoso que desempeñan nuestros pensamientos en nuestra salud emocional y mental en general, he encontrado tres tareas simples que puede ayudarnos a alejarnos de la miseria y acercarnos a la felicidad.

1) Ser conscientes.
Puede ser muy fácil quedar atrapado en el drama de los eventos negativos de la vida. Cuando las cosas van terriblemente mal, eso puede ser todo lo que pensamos. Pero como probablemente todos hemos experimentado, centrarse en lo negativo hace que sea más difícil también ver lo positivo. 

Cuando Adán y Eva fueron expulsados ​​del Jardín del Edén, experimentaron un cambio radical. Ellos ya no estaban en la presencia de Dios. Ya no disfrutaban de la facilidad y los beneficios del jardín, donde las plantas florecían sin esfuerzo y todo estaba en paz. Fueron arrojados a un mundo sombrío donde ambos tuvieron que ganarse el sustento mediante el trabajo duro y la disciplina. Probablemente hubiera sido fácil deprimirse durante todo el día, mirando ansiosamente hacia el jardín y lamentando su decisión. Sin embargo, Adán y Eva avanzaron. A pesar de su aparentemente mala situación, tenían buenas actitudes. Eva expresó lo siguiente: "De no haber sido por nuestra transgresión, nunca habríamos tenido posteridad, ni hubiéramos conocido jamás el bien y el mal, ni el gozo de nuestra redención, ni la vida eterna que Dios concede a todos los que son obedientes." (Moisés 5:11). 

Eva buscó lo bueno en su situación y lo encontró. Podemos hacer lo mismo. No estoy sugiriendo que ignoremos lo malo. Simplemente sugiero que busquemos lo bueno también. La próxima vez que tengan un mal día, hagan una lista de todo lo bueno y todo lo malo que está sucediendo. En la mayoría de los casos, creo que encontrarán que su "buena" lista es más larga que su "mala" lista. Esto ayudará a levantar su estado de ánimo y les dará fuerza para superar los momentos difíciles.

2) Ser agradecido.
Hace muchos años, serví una misión de tiempo completo en México. El área en la que serví era muy pobre. La gente tenía muy poco. Trabajaban duro y, por lo general, solo tenían lo suficiente para sobrevivir día a día. Para los estándares del primer mundo, estas personas estaban en la miseria absoluta. Supongo que podrían haber tenido mucho de lo que quejarse si eligieran. Pero desearía que pudieran haberlos escuchado orar. En casi todos los casos, sus oraciones estaban llenas de expresiones de gratitud. Estaban agradecidos por la familia, la salud, la seguridad, el sol, la lluvia, las bendiciones, las pruebas y muchas otras cosas. Podían continuar por largos lapsos de tiempo en expresiones de gratitud por sus diversas situaciones. Era notable. 

Han pasado más de 20 años desde que serví entre esas personas maravillosas pero, ha influido en mi propia actitud de forma regular. Cuando estoy empezando a ponerme un poco malhumorado porque el aire acondicionado se está debilitando en uno de mis vehículos, pienso en mis amigos mexicanos y sus corazones agradecidos. Mi actitud cambia rápidamente. Cuando las cosas van mal en sus vidas, traten de estar agradecidos por las cosas que están yendo bien. Está bien expresar sus frustraciones durante la oración. Pero no hagan esto con la exclusión de expresar su agradecimiento también. De hecho, espero que nuestras oraciones incluyan al menos el doble de gratitud que las quejas. Mientras hacemos un esfuerzo consciente para hacer esto, descubriremos que nuestro estado de ánimo y felicidad aumentarán en general.


3) Ser objetivos.

A veces nos obsesionamos con nuestros propios problemas y pensamos que son peores que cualquier otra cosa. Esto le sucedió al joven Nefi. Después de su visión del árbol de la vida y de ver el futuro de su pueblo, se sintió abrumado por el dolor. "Y  aconteció que me sentí abatido por causa de mis aflicciones, porque las consideraba mayores que cualquier otra cosa, por motivo de la destrucción de mi pueblo, porque yo había visto su caída." (1 Nefi 15:5) ¿Alguna vez han estado en una situación similar? ¿Alguna vez han sentido que sus aflicciones son "mayores que cualquier otra cosa?" La realidad es que nuestras aflicciones nunca son las peores; siempre hay alguien por ahí que lo tiene peor que nosotros. 

Está el viejo dicho: "Solía ​​sentirme mal porque no tenía zapatos hasta que conocí a un tipo que no tenía pies". La idea detrás de este dicho es que, aunque lo tengamos difícil, hay alguien más que sus pruebas son aún más duras...Lo he encontrado una y otra vez en mi trabajo profesional. Incluso si pudiéramos encontrar a la persona más miserable y pisoteada en todo el mundo, quién lo tiene peor que todos los demás en el planeta, aún tendríamos que reconocer lo siguiente: "El Hijo del Hombre ha descendido debajo de todo ello. ¿Eres tú mayor que él?" (DyC. 122:8). En medio de nuestras pruebas, podemos tratar de recordar que nuestras aflicciones no son "mayores que cualquier otra cosa". No estoy tratando de decir que sus pruebas no son difíciles. Estoy diciendo que cuando se les arroja una luz objetiva, pueden parecer más manejables. El empleo de este proceso nos ayudará a obtener una perspectiva muy valiosa. Aumentará nuestra objetividad y mejorará nuestro estado de ánimo.

No tenemos que esperar a que cambien nuestras circunstancias antes de que podamos comenzar a experimentar una mayor felicidad y paz. El poder está en nosotros para cambiar la manera en que pensamos sobre las cosas. Se requiere práctica y consistencia para realizar dichos cambios. No se desanimen si encuentran que el proceso es difícil. De hecho, sean agradecidos. Los resultados buenos y duraderos resultan de viajes exigentes y arduos. Si intentan cambiar décadas de patrones de pensamiento negativo, no cruzarán la línea de meta una semana después de que comiencen. Pero si son consecuentes y diligentes y buscan la ayuda de su Padre Celestial, avanzarán con más alegría. Sigan intentando y no se rindan.




Fuente: ldsliving

Psicólogo SUD: 3 Maneras de Aumentar su Felicidad cambiando sus Pensamientos Psicólogo SUD: 3 Maneras de Aumentar su Felicidad cambiando sus Pensamientos Reviewed by camila nicole meza on 09:47:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.