Mujer SUD dona más de 1.000 Muñecos para Niños Migrantes separados de sus padres




Es una experiencia muy familiar para Sarah Carmichael Parson, graduada de la Universidad Brigham Young y residente de Cedar Hills.

Ella enciende las noticias, y es devastada por lo que ve: niños inocentes que son víctimas de la guerra, desastres en el otro lado del planeta, campos de refugiados con condiciones de vida pésimas. Ella siente una responsabilidad personal de hacer algo para ayudar.

Parson, quien ha dedicado su vida al servicio y al trabajo humanitario, experimentó este escenario en 2004 cuando un tsunami en Asia dejó 117,000 muertos y millones de personas en dificultades. Lo experimentó en 2015 cuando más de un millón de personas tuvieron que abandonar sus hogares en una crisis de refugiados. Más recientemente, lo experimentó cuando se enteró de las familias que se han separado en la frontera de EE.UU.-México.

Al igual que en el pasado, su deseo de ayudar llevó a la acción. Es por eso que la semana pasada Parson se unió a un grupo de amigos para empacar y enviar 1,229 muñecas de peluche hechas a mano y osos de peluche a los niños que han sido separados de sus padres en la frontera de EE.UU.-México.

Este envío es solo uno de los muchos que Parson administra cada año. En 2015, Parson creó Dolls of Hope (Muñecas de Esperanza), que se ha asociado con personas de todo el estado, el país y el mundo para enviar más de 9,600 peluches hechos a mano a niños necesitados en todo el mundo.


'Hecho con amor'

Eran alrededor de las 9 p.m. el 21 de junio cuando Parson pudo escaparse de sus hijos el tiempo suficiente para ir a la casa de una amiga y comenzar a empacar los juguetes para los niños migrantes que están detenidos sin sus padres.

"Con todo lo que ha estado pasando en la frontera, simplemente tira de las fibras del corazón de todos", dijo Parson, madre de cinco niños menores de 10 años. "Es simplemente inimaginable que estos niños pequeños sean separados de sus familias".

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional, hasta el 20 de junio 2.053 menores separados se encuentran en instalaciones del gobierno.

Parson, junto con otras cuatro mujeres, pasó casi tres horas empaquetando las muñecas y los osos de peluche. Parson dijo que se sorprendió cuando llenaron 10 cajas grandes y sumaron la cantidad final de juguetes, que excedió su objetivo de 1,000.

Debido a que Dolls of Hope es un proyecto en marcha, las personas y los grupos envían constantemente juguetes a Parson, quien proporciona los patrones de costura en línea. En abril, Parson envió 3.000 muñecas y osos a niños de todo el mundo, y el suministro se repuso lo suficientemente rápido como para hacer el gran envío a los niños migrantes la semana pasada.

"Desearía poder abrazar a todos los niños y no puedo, pero pueden abrazar a la muñeca que les enviamos, y eso me da un poco de consuelo", dijo Parson, conteniendo las lágrimas. "Y con suerte les dará algo de consuelo".

Varios grupos y personas contribuyeron al envío de juguetes a las familias de migrantes separadas, incluida Helen Gurr, una gran defensora de Dolls of Hope. Gurr dona muñecas con regularidad e incluso entregó muñecas y osos personalmente a niños en Bangladesh.

"Cada vez que hago un oso, me hace sentir que estoy sanando", dijo Gurr a Deseret News. "Me estoy curando dentro de mí misma, porque estas situaciones no deberían existir, y no puedo hacer que no existan, pero puedo sanar. Puedo dormir mejor por la noche. Y sé que los niños dormirán mejor sosteniendo algo hecho con amor".

'Las alegrías de servir'

Parson dijo que comenzó Dolls of Hope después de sentir que necesitaba hacer más para ayudar durante la crisis de refugiados en 2016. Alguien que se ofreció como voluntario en un campo de refugiados le dijo a Parson que los niños jugaban con escorpiones, palos y basura porque no tenían ningún juguete.

Una semana después, Parson todavía pensaba en cómo podría ayudar a los niños en el campamento cuando conducía el automóvil con sus propios hijos. Pensó en lo mucho que sus hijos amaban a sus animales de peluche, y se encendió una bombilla.

"Mis niños no han sufrido ningún trauma en absoluto, pero sus animales de peluche les traen mucha comodidad y mucha alegría", dijo Parson. "Pensé: 'Puedes hacer muñecas para los niños de este campamento y puedes encontrar personas que te puedan ayudar'".

Parson, quien recibió su maestría de BYU en educación comparada e internacional de desarrollo, había comenzado una organización sin fines de lucro anteriormente, una vivencia que le dio la experiencia y la confianza que necesitaba para iniciar Dolls of Hope.

Las personas y grupos en todo Utah han estado más que dispuestos a ayudar a Parson. Dolls of Hope está creciendo rápidamente: en su primer año, donó 450 muñecas y osos. En 2017, el número aumentó a 3.000, que ya ha sido superado por las 5.000 donaciones hasta el momento en 2018.


Aunque Dolls of Hope comenzó a fabricar muñecas y osos para un campamento de refugiados en Grecia, ahora dona a niños en peligro en todo el mundo, ya sean niños de acogida en Utah, refugiados en Bangladesh o niños migrantes separados de sus familias.

Tan diversos como los niños que reciben las donaciones, son las manos que los crean. Al principio, las donaciones provenían de familias locales, Boy Scouts, compañías y grupos de iglesias. Pero hace aproximadamente un año y medio, Parson recibió una llamada de un centro para inmigrantes refugiados en Atenas, Grecia, en la que le preguntaban si podían usar sus patrones para crear un rincón de costura para las mujeres en los campos de refugiados.

"Estaba eufórica", recordó Parson. "Estas mujeres, que han pasado por experiencias tan traumáticas, también pueden tener esa experiencia de sanación, y pueden experimentar las alegrías de servir a otras personas, hacer muñecas y osos".

El centro de costura Dolls of Hope comenzó en el centro de Atenas, y cuando se corrió la voz, un voluntario de Manos que Ayudan Internacional le preguntó a Parson si podrían establecer un proyecto similar en un centro de refugiados en Serres, Grecia.

En febrero, Jennie White, residente de Cedar Hills y voluntaria de Dolls of Hope, viajó a Grecia durante dos semanas con su hermana, Merri-Lu Jackman, para establecer el centro de costura Dolls of Hope en Serres. Las hermanas llenaron sus maletas con máquinas de coser de manivela, tela y patrones duraderos hechos de plástico pesado.

"Mi hermana y yo fuimos con ... la idea de que crear y servir trae esperanza y sanación", dijo Jackman. "Podías ver eso en los rostros de estas mujeres cuando tenían un poco más de luz en sus ojos y se sentían un poco más esperanzadas de poder hacer algo por alguien más".

En marzo, apenas un mes después de que White y Jackman viajaran para crear el centro de costura en Serres, Manos que Ayudan Internacional entregó 75 muñecas y osos hechos por refugiados Yazidi en Serres y los enviaron a niños Yazidi que aún vivían en Iraq.

"Fue importante para ellos y entendieron que estos estaban regresando a Irak a su gente. Simplemente los hizo más decididos a trabajar rápido y trabajar duro", dijo White. "Solo verlos hacer fue increíble".

'Un instrumento en sus manos'

Con Dolls of Hope y cinco niños pequeños bajo su supervisión, los días de Parson están ocupados. Para llenar el tiempo libre que no tiene, ella también es voluntaria en Operation Underground Railroad y apoya a las familias locales de refugiados.

Parson, miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cree firmemente que el trabajo humanitario es parte del plan de Dios para ella, que es una de las razones por las que invierte tanto tiempo en ayudar a los demás.

"Realmente siento que el Señor me llevó a donde tenía que estar para ser un instrumento en sus manos porque tenía un plan para mí", dijo Parson. "Solo estoy haciendo lo mejor para hacer malabares con todas las cosas en mi vida y todas las cosas que me ha pedido que haga. Magnifica mis esfuerzos todos los días, y es por eso que puedo hacer lo que hago".

Fuente: DeseretNews





Mujer SUD dona más de 1.000 Muñecos para Niños Migrantes separados de sus padres Mujer SUD dona más de 1.000 Muñecos para Niños Migrantes separados de sus padres Reviewed by camila nicole meza on 10:12:00 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.